martes, 26 de abril de 2011

¿Patochadas? ¡Patopilas!

Con las pato pilas a tope ¿Quién necesita redbull?
Ultima semanita de estudio intensivo y me voy para Santander.  Tengo ganas de respirar verde, y deshacerme de la dichosa muleta de la que voy acompañada, pues por cosas de la vida estoy lesionadilla y voy a lo pirata, o a lo House según se mire.  Mañana me dan los resultados de las radiografías, a ver que me cuentan. Espero, por mi propio bien que no me salga nada fuera de lo común y pueda brincar y echarme unos bailes dentro de poco. Porque además se acerca mi cumpleaños, pero eso es otra historia.
 Antes de eso, mis 5 pruebas de fuego. Tengo el estomago revuelto, como los nervios, y o bien me da por arramblar con lo que pille por la nevera, o por no comer nada en absoluto. Y lo segundo, debido a mi cuerpo de bailarina de porcelana no me lo puedo permitir, así que a ver si además de conceptos retenidos me llevo algún kilito, que no me vendría nada mal. (Por pedir…)

A ratos me viene la euforia, y a ratos la indiferencia hacia todo. Pero gracias a Yann Tiersen, estoy logrando calmarme y activar el chip de enfoque para sobrellevar estos estados raros.

Me vuelvo a mi cueva de exilio voluntario, no sin antes dejaros a todos los que me leéis un ambiente de buenas vibras a tope para que paséis una semana bonita y llena de vitalidad.
 
¡Blessings varias y de todos los colores! YIHAAAAAAAAAAAAAA!!!

=)